¿Cómo saber si necesitás cambiar tus amortiguadores?

Cambio de Amortiguadores

A la mayoría de los amantes de los autos nos gusta conocer a fondo cada parte de nuestro carro con el fin de aprender y poder accionar ante cualquier situación que se nos presente mientras los manejamos.

Hoy veremos el tema de los amortiguadores, donde conocerás un poco de su historia, tipos y las recomendaciones de cuando seá el mejor momento en que tenés que realizar los respectivos cambios de repuestos mecánicos.

 

Repasemos la historia de los amortiguadores

Este es un dispositivo que nos ayuda a suavizar movimientos bruscos o golpes, con el fin de dispersar la energía cinética. Físicamente lo podés ubicar como un cilindro que cuenta con un pistón que ayuda a amortiguar por medio del fluído hidráulico o de aire.

El ciclista francés JMM Truffault introdujo al mercado el primer cilindro en su propia bicicleta, en el año 1898. Luego, en 1908 se lanzó al mercado el Modelo T que contaba con un sistema de suspensión híbrido y así, con el paso del tiempo y la tecnología hemos podido obtener mejores modelos de amortiguadores que nos brinden la seguridad con la que contamos hoy en día en nuestros vehículos.

Las múltiples funciones de los amortiguadores

Estos dispositivos no solamente te ayudan en giros, sino también son aquellos que soportan la carga del vehículo, controlan la dirección del vehículo y trabajan sobre las irregularidades del camino para ofrecer la mayor comodidad a los pasajeros durante su viaje.

También, están en constante conexión con las llantas de los vehículos. Es por esto, que es vital que tengás llantas seguras y de buena calidad para tus distintos viajes. En nuestro catálogo podrás encontrar la que mejor se adecúa a tu vehículo con nuestro buscador.

La alineación de tus llantas debe de ser algo que se encuentre en tu mente después de hacer cambios en los amortiguadores ya que cualquier error o desgaste extra de las mismas, puede llegar a tener mucha influencia en tu vehículo.

Ya casi estás listo para cambiar tus amortiguadores

El mantenimiento de nuestro vehículo y sus revisiones semestrales deben de estar dentro de nuestras cosas más importantes para hacer, solo así prolongamos la vida de los mismos. A pesar que no hayan métodos de prevención de daños para los amortiguadores, su revisión no se nos puede pasar.

Algunos consejos que queremos brindarte es que le pidás a tu mecánico que los revise en conjunto con el motor y caja de cambios, conforme lo indique el manual o la garantía del fabricante (recuerda que cada marca es diferente). También deberás asegurarte de que no hayan fugas de aceite ya que estas afectan el rendimiento de los mismos, como norma general tenés que sustituirlos cada cinco años o los 60,000 kilómetros por unos nuevos.

Uno de los mejores marcadores de que necesitás un cambio será el sonido de los mismos en terreno complicado o si sientes cambios en el manejo.

Te invitamos a continuar rodando como todo un #Firewarrior, pero uno realmente informado de su auto. Tal y como te comentamos anteriormente, las llantas que tengás serán clave a la hora de recorrer tu camino. Si no tenés una idea principal de cuáles adquirir, en nuestra página web tenemos toda la información referente para tomar esta decisión en la ciudad.